Tres claves para un fin de semana en Barcelona

Hace un par de semanas, mi pareja y yo hicimos una escapada de dos días a la capital catalana. Nos fuimos el viernes por la noche y volvimos a Madrid el domingo por la tarde. Por eso no pude verlo todo, pero creo que aprovechamos bien el tiempo, y hoy quiero hablarte de tres claves para un fin de semana en Barcelona.

Después de 13 años viviendo en España, ya era hora de conocer Barcelona. Una ciudad de la que todo el mundo habla, que atrae a millones de turista cada año, y que todavía guarda algunos secretos. Estas tres claves te resultarán muy útiles si viajas con poco tiempo ¡Allá vamos!

¿Cómo llegar a Barcelona?

En primer lugar, y antes de hablarte de las tres claves que te prometí, quiero recordarte que si viajas desde Madrid puedes ir en avión o en tren. Mi opción favorita es el tren, porque es rápido y cómodo. Te evitas ir con antelación al aeropuerto (es decir, no tienes que estar allí al menos una hora antes) y como los trenes salen con mucha frecuencia, ¡puedes salir hacia Barcelona prácticamente cuando quieras! Si eliges esta opción puedes ir en AVE o en OUIGO, y el viaje dura dos horas.  Y ahora sí, vamos con las tres claves para un fin de semana en Barcelona.

1- ¿Qué lengua se habla en Barcelona?

Cuando llegues a la ciudad, rápidamente notarás que los carteles en la calle, en la estación de tren o en el metro, casi todos están escritos en catalán, y muchos de ellos en catalán y en español. Algunos viajeros creen que necesitan hablar catalán para manejarse bien por la ciudad, pero esto no será un problema para ti si hablas español.

Barcelona es una ciudad abierta y cosmopolita, y sus habitantes provienen de más de un centenar de países (para más datos, los extranjeros representan aproximadamente el 27% del total). Puedes hablar perfectamente en español, en inglés o en catalán. En mi caso, no hablo catalán y no tuve ningún problema (ni en los restaurantes, ni en las tiendas o farmacias, ni en los taxis). Los habitantes de Barcelona que hablan catalán están acostumbrados a cambiar al español cuando es necesario. ¡Aprovecha para practicar con ellos!

2-¿Qué comer en Barcelona? ¡Butifarra!

Como decía antes, Barcelona es una ciudad cosmopolita, por lo que si quieres comer en un restaurante italiano o en un restaurante japonés, no tendrás problema para encontrarlos. Sin embargo, creo que si visitas la ciudad, aunque solo sea por un par de días, tienes que intentar probar algún plato de la cocina local.

La butifarra es uno de los platos más famosos. La botifarra (así se escribe en catalán) es un embutido similar a una salchicha o a un chorizo. Hay butifarras frescas (que hay que cocinar antes de comer, y se consumen calientes) y cocidas, que se comen frías y cortadas en rebanadas (slices).

En el centro de la ciudad encontrarás varias tiendas especializadas, donde podrás comprar diferentes variedades de burifarra (blanca, negra, dulce, con trufa, etc.). Mi consejo es que las pruebes en algún restaurante local (encontrarás varios recomendables por la zona de Gracia, alejándose un poco del centro).

Personalmente, te recomiendo el restaurante donde yo fui a comer, se llama Can Punyetes. Una taberna de las de antes, donde puedes comer butifarras, pan con tomate (conocido también como pan tumaca, o pa amb tomàquet en catalán), escalivada y otros platos locales. ¡Y no te olvides de la crema catalana a la hora del postre (silimar a la crème brûlée)!

3- La ruta del Modernismo

Taquilla modernista del Palau de la Música Catalana

Uno de los grandes atractivos de la ciudad es el modernismo, también llamado art noveau. Esta corriente artística de finales de siglo XIX y principios de siglo XX ha dejado huella en los edificios y calles de Barcelona.

Sin dudas, Gaudí es el nombre que primero aparece asociado a la ciudad de Barcelona. ¿Por qué? Porque este arquitecto, creador de la Sagrada Familia entre otras maravillas, es el máximo exponente del modernismo catalán. Casi todos los turistas que llegan a la ciudad visitan el Parque Güell y la basílica de la Sagrada Familia. Yo tuve la posibilidad de acercarme a ambos sitios y, si vas con poco tiempo, mi recomendación es la siguiente:

  • Si te gusta la fotografía o vas en busca de las mejores vistas de la ciudad, el parque Güell es el sitio para ti. Un lugar en el que la arquitectura se fusiona con el entorno, donde podrás tomar unas fotografías espectaculares.
  • Si quieres conocer un lugar diferente, que te sorprenda por su originalidad, belleza e imponencia, tienes que visitar por dentro la Sagrada Familia.  Una obra que comenzó en 1882 (todavía no ha terminado) pero parece ideada en el siglo XXI. No te va a decepcionar.

Más allá de estos dos imprescindibles, también te recomiendo visitar el Palau de la Música Catalana, otro exponente del modernismo que te dejará con la boca abierta. Y después, puedes tomarte un café en cualquiera de los bares históricos de la ciudad. Yo visité Els Quatre Gats, el bar en el que Picasso realizó su primera exposición en el año 1900, y donde Woody Allen rodó algunas escenas de la película Vicky, Cristina, Barcelona.


Podría seguir contándote cosas de la ciudad, pero creo que por hoy ha sido suficiente. Si te interesa este tema, déjame un comentario y/o tus preguntas. ¿Te gustaría leer más sobre las ciudades de España?

¡Espero que disfrutes de tu viaje! ¡Hasta la próxima!

3 comentarios en “Tres claves para un fin de semana en Barcelona”

  1. Pingback: Español con vos - Ep.13 - Tres motivos por los que visitar Andalucía (Transcripción) - My Spanish on the go

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.