Tu viaje a España: ¡Nos vamos de tapas!

Las patatas con salsas, una de las tapas más populares.

Cuando organizas tu viaje a España por primera vez, uno de los principales atractivos es la gastronomía española. Siempre se dice que en España se come muy bien, que la comida es buena y barata, que hay muchos restaurantes con estrella Michelín, y que ir de tapas es lo que hacen los españoles a diario. Bueno, no es exactamente así, porque no es algo que hagamos todos los días, pero sí es cierto que tapear es algo bastante habitual en todo el territorio nacional.

Si quieres saber qué son las tapas, cuál es su origen, y dónde puedes comer las mejores tapas de España, sigue leyendo y te lo cuento.

¿Qué son las tapas?

Lo primero que hay que aclarar es que las tapas no son un tipo de comida, sino que cuando hablamos de una tapa nos referimos al tamaño de la ración, a un formato y no a un contenido. Es decir, puedo comer una tapa de albóndigas o una tapa de gazpacho. Las tapas son pequeñas porciones que, normalmente, se sirven de manera gratuita para acompañar la bebida que pedimos en el bar. Y digo normalmente, porque muy a mi pesar, en algunas regiones de España cada vez son más los bares que no ofrecen nada con la caña o el vino. Por lo tanto, una tapa gratuita puede ser un cuenco de cacahuetes, unas patatas fritas de bolsa, o algo más elaborado como una croqueta o un pincho (una rodaja de pan con ingredientes calientes o fríos o sobre él).

En las cartas de bares y restaurantes también es posible encontrar tapas de pago, que siguen siendo raciones pequeñas, pero son un poco más grandes que las gratuitas. Estas tapas funcionan muy bien como acompañamiento cuando vas a tomar unas cervezas con amigos, o unos vinos con tu pareja. Mucha gente prefiere tapear (fíjate que también tenemos un verbo para esta costumbre) y no sentarse a cenar con un primer plato, un segundo, y un postre. Si quieres comer un poco más, puedes pedir unas tapas y alguna ración (esto es: una porción grande).

Dos cañas, un brindis con cerveza. ¡Nos vamos de cañas y tapas!
Unas tapas, unas cañas y amigos. ¿Qué más se puede pedir?

Cuando hablamos de “ir de tapas”, no solo hablamos de sentarnos a comer unas tapas en un bar, sino de ir a varios sitios durante la noche, y comer unas tapas en cada uno de ellos. Ir de tapas con amigos es una costumbre muy arraigada en España, una forma de socializar y de disfrutar de las noches del fin de semana.

Origen de las tapas

Sobre el origen de las tapas, es cierto que hay muchas versiones circulando por la red, pero si nos detenemos un momento a pensar, veremos que una de ellas tiene mucho sentido en relación con el propio nombre: tapa.

La costumbre de comer un pequeño aperitivo junto a la bebida, y antes de una comida principal, tiene orígenes muy anteriores al término tapa, pues el hábito de comer aceitunas, embutido o quesos en pequeñas raciones se encuentra registrada dentro y fuera de España desde hace siglos. Incluso en el Quijote (obra escrita en el siglo XVII) encontramos referencias a “cosas iniciativas”. Pero el concepto de tapa tiene sus primeras apariciones formales a principios del siglo XX, sobre todo en Andalucía. Y muchos quieren ver una tapa en las rodajas de embutido (chorizo, salchichón, lomo o incluso jamón) que se colocaban sobre los vasos de vino para evitar que las moscas se asentaran en ellos. Así, los vasos tenían una tapa protectora que, a su vez, llenaba el estómago. Es cierto que ni esta, ni ninguna de las otras teorías sobre el origen del término tapa pueden certificarse, pero a mí es la teoría que más me gusta.

¿Dónde ir de tapas?

Como hemos dicho, en España puedes encontrar tapas en cualquier sitio (gratuitas o de pago). Sin embargo, en algunas regiones destacan especialmente por su calidad y abundancia. En esta oportunidad, voy a detenerme en dos puntos señalados de la geografía española: en el norte, San Sebastián. En el sur, Granada.

En San Sebastián, los pintxos

Los pinchos (español) o pintxos (euskera) son tapas que se piden aparte (no se sirven gratis con la bebida) y constan de una rodaja de pan sobre la que sirven pequeñas porciones de comida, más o menos elaboradas. Los pinchos del País Vasco son muy famosos dentro y fuera de España, y hay quien los define como tapas gourmet. No son especialmente baratos, pero son toda una experiencia gastronómica.

Así, la costumbre en Bilbao, Vitoria o San Sebastián (la popular ciudad costera) es ir de pinchos, alternando bares y tabernas, bebiendo zuritos (vasos de cerveza más pequeños que la caña) o txikitos (chiquitos, vasos de vino). Al tener gran variedad de pinchos, lo normal es que, al entrar al bar, veas una barra repleta de pinchos, de distintas variedades. Esta costumbre facilita mucho pedirlos, ya que, si no sabes exactamente cómo llamarlos o describirlos, puedes señalarlos directamente. Muchos de los pinchos llevan pescado o mariscos, sobre todo bacalao, muy popular en la cocina del País Vasco.

Un pincho o tapa muy popular de la región es la gilda, que merece un capítulo aparte. Consiste en una banderilla fría de solo tres ingredientes: guindilla, aceituna y una conserva de pescado, generalmente anchoa. Nació en San Sebastián, y su nombre viene de la película protagonizada por Rita Hayworth. Si pasas por el País Vasco, no te la puedes perder.

En Granada, tapas para todos

En Andalucía, en cualquiera de sus provincias, puedes disfrutar de excelentes tapas. En Málaga, acompañando los vinos dulces, en Cádiz, al vino de Jerez. En Sevilla, las tapas son el aperitivo perfecto mientras disfrutas de la Semana Santa por las calles de la ciudad. Pero, Granada merece una mención especial.

La ciudad conocida mundialmente por ser la cuna de la Alhambra, se ha convertido con los años en la capital andaluza de las tapas. Quizás por ser una ciudad universitaria, Granada goza de un gran ambiente nocturno, y cuenta con numerosos bares en los que siempre disfrutarás de tu tapa gratis con la bebida que pidas. Pero no solo eso, en Granada tendrás a tu disposición una lista de tapas, donde podrás elegir qué tapa gratis deseas con tu bebida (tapas frías o calientes, y de un tamaño considerable). Según el apetito que tengas, con tres o cuatro tapas, habrás cenado como un rey.

Vista de la Alhambra de Granada, ciudad de tapas.
Granada, la Alhambra y unas buenas tapas. ¿Qué más podemos pedir?

Espero que cuando hagas tu próximo viaje a España, puedas disfrutar de unas buenas tapas, y comprobar que la gastronomía española puede disfrutarse también en pequeñas porciones. Croquetas, ensaladilla rusa, salmorejo, berenjenas con miel… ¡Se me hace agua la boca! Déjame un comentario y dime cuáles son tus tapas favoritas. ¿Puedes elegir solo una?

1 comentario en “Tu viaje a España: ¡Nos vamos de tapas!”

  1. Pingback: Español con vos - Ep.13 - Tres motivos por los que visitar Andalucía (Transcripción) - My Spanish on the go

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba